martes, 26 de junio de 2007

Terminator, a mi lado, un don nadie

Con la polémica suscitada por el juego Manhunt 2, me ha hecho pensar en que a lo largo de los años he ido recibiendo la munición necesaria para convertirme en un psicópata que ríete de Freddy, Jason o George W. Bush.

Desde pequeño he jugado a los videojuegos. Siempre me han gustado, en especial las aventuras gráficas y los de acción en primera persona . Siempre me ha gustado la literatura de terror, contando a Poe y Lovecraft entre mis dos ídolos del género.

Durante mi adolescencia jugué al rol en sus diferentes variantes: tenía mi colección de cartas de Magic. También he tenido mi etapa en la que gustaba de escuchar Slipknot o Rage against the machine

Por otro lado, siempre he sido crítico con los gobernantes por sistema. Creo que nuestra misión de ciudadanos es velar por que nuestros dirigentes no se desmanden. Creo en las leyes y en la educación , y por ello creo que no se puede admitir que por jugar a unos juegos más o menos violentos, leer ciertos géneros literarios, escuchar un tipo de música o jugar al rol sea carne de patibulario.

El primer problema viene de que lo padres no supervisan lo que compran o se compra su hij@ pequeñ@. Si un crío de ocho e incluso menos se compra un juego como el GTA, los padres deben de estar enterados y prohibirselo, igual que no llevan al niño a ver la última de Oliveira -terror en estado puro, ríanse de la lentitud iraní-. Si tanto nos preocupan los niños, prohibamos los programas como el Tomate y los A tu lado en horario restringido; nada de tonterías, el cotilleo se manda a franja de las doce, y al niño se le mete en cama a las diez, y nada de tele en el cuarto, que a saber que estará viendo.

La culpa casi nunca es de los usuarios, si no de quien controla al usuario. No debe existir censura, sino información, y esta brilla por su ausencia. Y, sobre todo, que antes de hablar sobre adicciones y problemas que generan los videojuegos, hay que hacer estudios como dios manda. Que estoy harto de experimentos con gaseosa y ratas en un laberinto. Si quieren saber, que preguten a quienes consumimos videojuegos.

Gracia dios, no soy un psicópata y mis deseos de matar se reducen a ciertos póliticos y personalidades. Así, que quiero que quede constancia: he jugado a videojuegos de pensar y de los violentos; he leído literatura de terror; he escuchado múisca metal y hip- hop; he jugado al rol y he consumido drogas. Menos mal que los perfiles son una patraña, por que sino sería el hermano mayor del asesino de la katana, un chaval que estaba tronao de por sí, y los videojuegos fueron circunstanciales- como si te compras el coche con los freno algo tocados, desde el principio ya va mal, pero cuanto más le pises, antes tendrás la hostiapadre-.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Te puedo hcer una pregunta y tu contestarmela??
Estudiaste en Jesuitinas, por casualidad??
Es que creo que te conozco, pero no estoy segura. Ya se que el fin de estos lugares es el anonimato, pero tengo esa duda.
Por cierto, muy interesante tu blog!!

ObreisKiller dijo...

Estudié en jesuitinas, pero conozco a bastante gente de jesuitas. Gracias, intento que el blog sea un sitio donde la polémica surga en todas sus vertientes.

Anónimo dijo...

Vaya, asi que si estudiaste en Jesuitinas, y conoces mucha gente de alli?? Puede que hayamos sido compañeros de clase de toda la vida, mira tu!!
Si que es cierto que tu Blog en un sito de polemica, por lo que veo en ls entradas, me hizo gracia en la que hablabas del programa de Sarda y Lonely Planet, y estoy mas o menos de acuerdo con la gente, pero bueno.
Esta bien el Blog, seguire pasandome por aqui.
Un saludo

Fredo dijo...

yo también consumí/o drogas, sobre todo whisky con los colegas en el ja-guay... Las jesuitinas han hecho un buen trabajo en educar a futuros alcohólicos. Conozco a varios de ahí, diferentes perfiles, un mismo vicio. Keep Pateando.

Anónimo dijo...

Y que opinion general os ha quedado de las jesuitinas? Ultimamente tengo discusiones al respecto...